Unos amigos muy bromistas II

Una broma muy pesada puede ser contratar a unos actores para que se hagan pasar por policías, y que en la celebración pregunten por el novio, lo esposen, le lean sus derechos, y los lleve hasta la salida, donde algunos les estaréis esperando para decirle eso de INOCENTE¡¡, seguro que la cara de los padres de la novia será para grabarlo para la posteridad.

También podéis darle un dinerillo extra a la orquesta para que el primer baile de los novios lo cambien por una canción heavy, o algo imposible de bailar.

Podéis conseguir una réplica de la tarta nupcial, y hablar con el camarero para que parezca que se le cae al suelo, seguro que los novios se quedarán blancos.

Podéis mandar invitaciones para desayunar a todos los vecinos para que vayan a las 8 de la mañana a la casa de los novios, pasaran una vergüenza increíble y además se despertaran cada cinco minutos.

Podéis también forrar el coche de papel transparente seguro que les costará muchísimo entrar.

Podéis comprar muchos despertadores, y esconderlos por la habitación que vayan a dormir a intervalos de diez o quince minutos desde las 8 de la mañana.

Podéis también poner un tabique de pladur justo a la entrada de la casa para que no puedan entrar.

Otra idea es cerrarles los cajones, el frigorífico, pegar sillas y todo lo que se os ocurra con bridas, seguro que pasarán largo rato, para poder usar los objetos.

Podéis quitarles todos los muebles de su habitación, y ponerles una decoración de lo más hortera, con todo lo que encontréis

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)


Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong> <font color="" face="" size=""> <span style="">